top of page
  • Luis Miguel Romero

Telenovelas: "Amor en silencio"

Actualizado: 16 ene

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Las décadas de los 1980s y 1990s son consideradas como la “Época de Oro" de las telenovelas mexicanas”. Y es que, en esas décadas, la producción de melodramas televisivos mexicanos llegó a su cenit. Las telenovelas se distribuyeron de forma masiva por todo el mundo, y realmente, paralizaban a las audiencias. ¿La razón? Para los escépticos es que no había mucho que ver en la televisión de la época, pero lo cierto es que, aunque con presupuesto muy limitado, las telenovelas mexicanas estaban bien realizadas. Tenían historias originales, buenas adaptaciones, buena dirección y, en términos generales, buenas actuaciones. Una de las telenovelas que paralizó al teleauditorio de la época por romper con los convencionalismos de la época fue “Amor en silencio”. En este espacio de #Telenovelas, vamos a recordarla un poco.



“Amor en silencio” fue una telenovela mexicana producida por Carla Estrada para la cadena Televisa en 1988. Fue dirigida por Miguel Córcega, Luis Vélez y Mónica Miguel y protagonizada por Erika Buenfil, Arturo Peniche y Omar Fierro. La historia es original de Liliana Abud y Eric Vonn. Se emitió entre febrero y agosto de 1988 a través de la señal Las Estrellas, en el horario de las 19:00 hrs. Contó con un elenco de soporte integrado por actores como Joaquín Cordero, Saby Kamalich, Elvira Monsell, José Elías Moreno, Olivia Bucio, Laura León, Patricia Pereyra y la actuación estelar de Margarita Sanz como la antagonista principal de la historia.


La trama de la telenovela es la siguiente:


Erika Buenfil ("Marisela") & Arturo Peniche ("Fernando").

Marisela (Buenfil), es una joven rica, pero tímida e infeliz. Es la hija mayor de Don Miguel Ocampo (Cordero) y su esposa Andrea (Kamalich). Don Miguel lleva una doble vida oculta, pues mantiene una relación de varios años con otra mujer llamada Elena (Bucio), con quién tiene dos hijos.


Marisela se enamora de Fernando Silva (Peniche), pero Don Miguel, haciendo gala de doble moral, se opone a la relación de su hija, pues considera a Fernando de menor estatus social. Fernando tiene una hermana mayor, Mercedes (Sanz), una mujer con una severa enfermedad mental y que siente una fijación malsana por su propio hermano, oponiéndose a la relación de Fernando con Marisela. A Don Miguel y Mercedes se suma como opositora de la relación de los protagonistas Paola (Mosell), la envidiosa hermana de Marisela, quién se encapricha con Fernando.


Elvira Monsell ("Paola").

Las intrigas para la pareja central llegan a tal nivel, que Fernando y Marisela se separan. El emigra a Monterrey ignorando que Marisela espera una hija suya. Marisela da a luz a una hija llamada Ana, a quién cría junto a Ángel, un niño sordomudo que Don Miguel y su esposa adoptaron al quedar huérfano. Fernando finalmente regresa de Monterrey y descubre la verdad sobre Marisela. Ambos se reconcilian y planean casarse y ser felices con su hija Ana. Sin embargo, sus planes se ven abruptamente interrumpidos, pues el día de su boda, la desquiciada Mercedes aparece y los asesina a sangre fría. Ante la tragedia, en la que también muere su esposa Andrea, Don Miguel decide internar a Ana en los Estados Unidos.


Pasan los años y Ana (Buenfil) vuelve del extranjero para vivir con la familia de su madre. Ana es idéntica a Marisela, lo que despierta el rencor de su tía Paola. Ana se encuentra con Ángel (Fierro), quién siempre ha estado enamorado de ella, pero nunca se ha atrevido a confesárselo. Ana y Ángel se verán envueltos en varias intrigas, pero el mayor peligro es su tía Mercedes, quién ha salido del hospital psiquiátrico y aún busca venganza contra Marisela y los suyos...


Erika Buenfil ("Ana") & Omar Fierro ("Ángel").

Muchos creen que el título de la telenovela hace alusión a la condición de sordomudo de Ángel y su imposibilidad de confesárselo a Ana, pero, de acuerdo al testimonio de la actriz Margarita Sanz, el título en realidad hace referencia al amor incestuoso de Mercedes por su hermano. Cómo hablar de incesto estaba prohibido en la televisión mexicana de la época, se justificó la situación alegando que Mercedes padecía esquizofrenia y psicopatía.


La telenovela fue un enorme éxito de audiencia. No era habitual que una telenovela fuera dividida en dos partes, con cambios notables en el elenco. Muchos creen que la telenovela se alargó por el éxito, pero lo cierto es que así fue escrita desde el inicio. La escena del asesinato de Marisela y Fernando el día de su boda, paralizó a la audiencia, pues no era común ver a la pareja estelar de un melodrama envuelta en la tragedia. Dicha escena se quedó muy grabada en la memoria del teleauditorio.



La actriz Margarita Sanz hizo una creación memorable del personaje de Mercedes. Sanz se preparó para el personaje conviviendo con pacientes psiquiátricos reales. Nunca antes en la telenovela mexicana se había hablado de clínicas psiquiátricas, electroshocks y enfermedades mentales. Sanz, una actriz vivencial, se metió profundamente en su personaje. Debido a esto, según el testimonio del director de la telenovela, Miguel Córcega, dirigirla fue muy complicado. A esto se suma también el testimonio de la actriz Elvira Monsell, quién recuerda que Sanz se adentraba tanto en el personaje, que les prohibía dirigirse a ella durante las grabaciones.


Margarita Sanz ("Mercedes").

La escena del asesinato de los protagonistas fue tan impactante que, de acuerdo a un testimonio de Sanz, la productora Carla Estrada le recomendó no salir a la calle el día en que se emitió el episodio. Sanz hizo caso omiso del aviso y recuerda con humor que en la calle, la gente la miraba con temor e incluso le cedían el paso en las filas del supermercado. Y es que el personaje de Mercedes, llegó a despertar temor entre la parte más sensible del teleauditorio.


Entre otras anécdotas a destacar de la telenovela, es que marcó el debut de algunas figuras del espectáculo como Alberto Estrella y Cynthia Klitbo. La cantante Laura León también obtuvo por primera vez un rol estelar en telenovela. El actor Omar Fierro también recibió su primera oportunidad estelar y tuvo que aprender el idioma de los sordomudos para darle credibilidad a su personaje.



Mención aparte merece la cortinilla de entrada de la telenovela, que es recordada como una de las más originales, pero también de las más extrañas de la televisión, al mostrar la evolución de los personajes estelares, Marisela y Ana, desde que la primera está en el vientre materno. Si se observa con atención, la entrada prácticamente cuenta la historia completa de la telenovela al espectador.


El tema de entrada de la telenovela fue “Amor en silencio”, compuesta por Marco Antonio Solís. Al inicio de la telenovela solo se incluía el tema instrumental; en la segunda etapa, ya es interpretado por la cantante Dulce.



Bruno Bichir & Danna García.

En 1999, uno de los autores de la historia, Eric Vonn, realizó una adaptación para producir una segunda versión. Esta llevó por título “Háblame de amor”. Fue producida por Luis Vélez y Rossana Arau para la cadena Televisión Azteca y protagonizada por Danna García, Bruno Bichir y Mauricio Ochmann, con las actuaciones estelares de José Alonso, Julieta Egurrola, Patricia Pereyra, Leonardo Daniel, Aylín Mujica y Alma Delfina como antagonista principal. Detalle curioso: en esta versión, la villana (Alma Delfina), se caracterizaba por tener unas uñas muy largas, que eran su marca característica.


Osvaldo Benavides & Camila Sodi.

En 2015, Televisa decide realizar una nueva versión titulada “A que no me dejas”. Fue producida por Carlos Moreno y protagonizada por Camila Sodi, Osvaldo Benavides y Nacho Casano, con las actuaciones estelares de Arturo Peniche, Leticia Calderón, Salvador Zerboni, Alfonso Dosal, Laura Carmine y Alejandra Barros como antagonista principal. Esta versión fue adaptada por Martha Carrillo y Cristina García. Sin embargo, la versión original sigue siendo la más recordada por el público.



“Amor en silencio” pertenece a esa galería de telenovelas que ya son consideradas clásicos del melodrama televisivo. Pertenece también a una época entrañable donde las telenovelas mexicanas, buenas o malas, todavía paralizaban a un país entero.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page