• Luis Miguel Romero

Rupert Everett: La vida de una estrella de cine gay

Publicado en ulisex.com (07/02/2022).

https://ulisex.com/rupert-everett-la-vida-de-una-estrella-de-cine-gay/


Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


El hecho de que una figura masculina o femenina del mundo del espectáculo salga del clóset, hoy en día ya no nos parece nada extraordinario. Pero si nos remontamos a apenas dos décadas atrás, la situación era muy distinta.

El miedo al rechazo, la marginación o el encasillamiento, provocaba que muchas figuras del mundo del entretenimiento vivieran su sexualidad escondida de los reflectores y la luz pública.


Muy pocos de ellos tuvieron el valor de enfrentarse al mundo y gritar a los cuatro vientos su condición homosexual. Uno de ellos fue el genial y talentoso actor Rupert Everett.



¿Quién es Rupert Everett?



Rupert James Hector Everett nació en Norfolk, Reino Unido el 29 de mayo de 1959. Creció en el seno de una familia que profesaba la religión católica y asistió a un colegio dirigido por monjas benedictinas.

Cuando tenía 16 años abandonó su casa buscando poder desarrollarse en su gran pasión: la actuación. Pero su camino no fue nada fácil. Vivió en Londres, donde pasó mil y una aventuras.

Cayó en el mundo de las drogas e incluso se prostituyó para poder mantener su terrible vicio. Su personalidad y rebeldía provocaron que fuera expulsado de numerosas escuelas de actuación, hasta que finalmente se mudó a Escocia para trabajar en una compañía de teatro.

Everett nunca ocultó su condición homosexual. De hecho, su salto a la fama se da al interpretar a un personaje gay en la obra teatral «Another Country«, representada en el Greenwich Theatre.

En 1982, Rupert debuta en el cine de la mano del cineasta James Scott en el cortometraje «A Shocking Accident«, que fue galardonado con el Premio Óscar. Su primer largometraje fue una adaptación de «Another Country« (1984).

Nace una estrella



La carrera fílmica de Rupert comenzó a subir como la espuma. En 1987 co-protagonizó la cinta «Hearts of Fire« al lado del cantante Bob Dylan.

Su popularidad aumentó tanto, que incluso Everett trató de iniciar una carrera en la música a fines de los 1980s.

Everett decidió también explotar su faceta como escritor y en 1989 escribió la novela de temática gay «Hello, Darling, Are You Working?«.

Fue a principios de los 1990’s cuando Everett anunció públicamente su homosexualidad.

Esto fue un escándalo. Muchas personas creían que el actor estaba sepultando su carrera en un medio totalmente hipócrita en cuanto a la tolerancia sexual.

Si bien su carrera no terminó, Everett si fue encasillado en Hollywood a interpretar personajes homosexuales (a veces bastante estereotipados).

Sin embargo, Everett siempre demostró su casta de buen actor, tal como lo demostró en cintas como «My Best Friend Wedding« (1997), con Julia Roberts o «The Next Best Thing« (2000), junto a Madonna. ¿Cómo olvidar también su maravilloso desempeño como la voz original del Príncipe Encantador en la saga de «Shrek».





¿Encasillado en roles gay?



En la década de los 2000s, Everett decidió explotar más su faceta como escritor. Incluso llegó a fungir como colaborador para Vanity Fair.

En 2006 publicó su autobiografía titulada «Red Carpets and Other Banana Skins«. Sus trabajos más sobresalientes en los últimos años han sido en la televisión, donde ha presentado documentales y proyectos sobre la vida de personajes como Richard Francis Burton, Lord Byron y Oscar Wilde.

Everett también ha sido un portavoz muy importante en asuntos relacionados con el colectivo LGBT+, aunque a veces sus declaraciones han sido polémicas.

Fue activista para apoyar la legislación de la prostitución en el Reino Unido. En 2012 se manifestó en contra de las bodas homosexuales afirmando que las consideraba ridículas.

También expresó su negativa sobre las adopciones homoparentales:

No se me ocurre nada peor que un niño criado por dos gays, Un niño necesita tener un padre y una madre”. Pueden o no estar de acuerdo. Esta es solo mi opinión”.

Por supuesto, las declaraciones del actor levantaron ámpula y fue acusado de hipocresía y de ser retrograda.

En 2013 afirmó también que el sexo se había terminado para él, pues ya no se sentía motivado por el mismo.



A pesar de su condición abiertamente homosexual, Everett ha sido muy discreto en su vida personal. Se le conocen pocos romances y aún menos del medio artístico.

Uno de ellos, se dice, fue el actor británico Sir Ian Mckellen. Una prueba de que la supuesta promiscuidad de los gays es más un cliché que una realidad (en muchos casos).

Independientemente de sus opiniones y aún más de su sexualidad, siempre es bueno reconocer, dar su lugar y hacer un pequeño homenaje a la gente talentosa. Y Rupert Everett es, sin duda alguna, uno de ellos.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo