• Luis Miguel Romero

Rostros LGBT+: Alejandra Bogue

Actualizado: 18 sept

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


¿Quién no conoce a “La Bogue”? No solo es una celebridad conocida dentro de la subcultura LGBT+ de México y de varios países de Latinoamérica, sino que ha trascendido dentro del mundo del entretenimiento con méritos propios y teniendo como base una carrera y trayectoria impecables.

Y es que, más allá de la referencia que muchos tienen de ella gracias a los programas televisivos de comedia en los que ha participado, Alejandra Bogue posee una amplísimo camino profesional que abarca varias décadas y prácticamente todos los géneros del mundo del entretenimiento. Este espacio que honra a los Rostros LGBT+, va dedicado a la que, sin temor a exagerar, es una de las referencias vivas más importantes del colectivo LGBT+ de Habla Hispana.



¿QUIÉN ES ALEJANDRA BOGUE?


"Man with a Dog", por Joel-Peter Witkin (1990).

Alejandra Bogue Gómez nació en la Ciudad de México, México el 16 de mayo de 1965. Aquí abro paréntesis para aclarar un punto: “Bogue”, no es un apellido artístico, sino su apellido real. Bogue creció en la capital mexicana bajo los cuidados de Beatriz Gómez, su madre, con quién Bogue mantiene hasta la fecha un lazo muy estrecho y singular. Ellas son ejemplo perfecto de una familia diversa: una madre soltera y trabajadora que crio a una hija transgénero, en una época hostil, donde ese término ni siquiera se utilizaba. Bogue afirma haber crecido en un núcleo familiar muy sólido y cálido, un caso verdaderamente excepcional entre otras mujeres trans, que enfrentan en su núcleo familiar episodios de violencia o agresión.

La identidad femenina de Bogue es algo que ella jamás se cuestionó; siempre supo que su mente, alma, sentir y reaccionar, eran los de una mujer, aunque su cuerpo mostrara lo contrario. Siendo solo una niña, y gracias a una obra escolar, Bogue reafirmó no solo su identidad de género, sino también su pasión por el mundo del espectáculo.



Curiosamente su "transición" (un término que también estaba en desuso en esa época), ocurre a la par del inicio de su carrera en los escenarios. En su temprana juventud, Bogue conoce a Mónica Alejandra “Naná”, una bellísima mujer trans que marco profundamente el destino de Bogue y que se convierte en su modelo a seguir y referente. Al verla, Bogue supo que un mundo de posibilidades se abría ante ella. Comenzó trabajando en shows de transformismo de la capital mexicana, en recintos como Famingos y L'Barón. Eventualmente emigra a Acapulco, donde trabaja durante tres años en el prestigiado centro nocturno y espectáculo de transformismo Gallery (uno de los más exitosos y de prestigio de la época). Bogue llegó a ser la estrella de dicho recinto. Pero el vestirse de mujer por las noches no era una opción de vida para Alejandra. Ella quería ser y vivir como una mujer de tiempo completo. Es allí donde hace su aparición triunfal Alejandra Bogue. El nombre de Alejandra, en un homenaje a su sensei: "Naná".

Cuando el Gallery le quedó chico, Bogue decide volver a la capital mexicana. Se integró entonces a la Kitsch Company, una pequeña compañía de teatro-cabaret que tomo como base de operaciones el mítico centro nocturno “9” de la Zona Rosa.



Pero todo en esta vida tiene un ciclo. A principios de los años 1990s, Alejandra sale de su zona de confort y decide emprender el camino para convertirse en una actriz de carácter. Y de las trasnochadas se va al extremo: el teatro universitario. La Bogue ha afirmado muchas veces que no fue fácil hacerse de un lugar en un mundo reservado para un grupo selecto de intelectuales, snobs y hipsters, ¿Qué iba a hacer una mujer trans allí? Pues Alejandra se abrió camino. Mientras otras chicas trans encontraban su único nicho en shows de transformismo, Bogue se presentaba en teatros, raves, museos y casas de cultura. Se convirtió en una especie de vedette cultural. Simbólicamente, este periodo de transición de La Bogue bien podría ser ilustrado con una belleza de fotografía en la que la actriz posó, por vez primera, para el gran fotógrafo estadounidense Joel-Peter Witkin.


EL MITO DE "LA BOGUE"




Fue en los 1990s, cuando Alejandra comienza a ganar reconocimiento y prestigio. Trabajó en obras teatrales como “Cuando la higuera reverdezca” (1997), “Las Criadas” (1998, montaje teatral que es “piedra de toque” para cualquier actriz del mundo”) y “Dos gardenias” (1999). Por la segunda obra, Bogue obtuvo su primer premio de parte de la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro. Es la primera actriz trans mexicana en obtener dicho galardón.



Y de allí brincó a la televisión. Es un grave error creer que el show de televisión “Desde Gayola”, de la cadena Telehit (propiedad de la cadena Televisa), lanzó a Bogue al estrellato. Como ya se mencionó, una solida carrera teatral de dos décadas la respaldaba. Pero la televisión le dio a Bogue un elemento indispensable para un histrión: la fama. ¿Y como no iba a lograrlo? “La Tesorito”, su personaje más popular en el ya mencionado show televisivo, quedó grabado para siempre en la memoria de la gente. Bogue abandonó “Desde Gayola” en 2006, y desde entonces dicho show no volvió a ser igual.



Convertida ya en una gran celebridad, La Bogue produce y estelariza su propio show televisivo: “Que show con Alejandra Bogue, también de la cadena Telehit, el cual se mantuvo al aire durante cuatro años. Y Alejandra vuelve a grabarse en la Historia: su programa, es el primero en el mundo en ser estelarizado por una mujer trans. Es justo en este proyecto donde surgen otros icónicos personajes de su creación; "Betty Bo5" es el más aclamado de todos.



Pocas actrices tienen la versatilidad de moverse en géneros tan diversos. Alejandra es una de ellas. Ella y solamente ella pudo haber interpretado el personaje de “La Agrado”, en la versión teatral mexicana del clásico de Pedro Almodóvar “Todo sobre mi madre” (2010). Por este montaje, Bogue vuelve a conocer las glorias del reconocimiento de crítica y público.




LA "MADRE" DEL COLECTIVO LGBT+ MEXICANO



"The Soul Has No Gender", por Joel-Peter Witkin (2016).

Y La Bogue sigue trabajando sin parar. Lo mismo en obras y monólogos teatrales, shows de cabaret, telenovelas, unitarios, series de televisión, películas y hasta shows online. Desde 2020, Alejandra posee su propio show virtual a través de su canal oficial de YouTube donde, además de compartir charlas y tertulias con su público, regresó a sus icónicos personajes, que ya forman parte de la sub-cultura LGBT+ de México y otros países de Habla Hispana. Bogue también dirige su plataforma de contenidos en internet (AlejandraBogue.com) y colabora de manera puntual en la plataforma "Escándala". En 2021. la revista "Elle" le dedicó una portada en su edición mexicana, otro momento insólito en su brillante carrera. Y es que Bogue es considerada hoy en día, como un referente muy importante, algo así como "La Madre" simbólica de toda una generación de personas trans, gays, lesbianas y no binaries, quienes, con su presencia en los medios, encontraron en ella una fuente de inspiración y ejemplo de liberación que les ayudó a definirse y abrirse camino en el delicado mundo de la libertad sexual.


Y La Bogue da para mucho más. Podríamos llenar decenas de artículos hablando de de ella pero, por desgracia, el espacio es un obstáculo para ello. Sin duda alguna, Alejandra Bogue ha demostrado ser una actriz de primer nivel, con una trayectoria que muchas quisieran tener. Y pocas pueden jactarse de haberse “comido a mordidas” la vida como ella. ¡Grande La Bogue!



ALEJANDRA BOGUE EN LA WEB:


www.AlejandraBogue.com


Facebook: @laboguebo5

Instagram: @laboguebo5

Twitter: @laboguebo5


63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo