• Luis Miguel Romero

Michael Brandon: Un "Monster" sagrado del cine erótico gay

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


En la década de los 1990s y 2000s, la industria del cine para adultos gay creció como la espuma. Esto en parte debido al auge del VHS, el DVD y la era del internet. Uno de los grandes astros del porno gay en esta época es a quién dedicamos en esta ocasión este espacio. Se trata del mítico e icónico pornstar Michael Brandon.



Michael Phillips nació el 9 de febrero de 1965 en Huntington Beach, California, Estados Unidos. Creció en Santa María, una localidad de Santa Bárbara, California, junto a tres hermanos y una hermana. Después de graduarse de la escuela secundaria, trabajó como gerente regional de Taco Bell y se casó con su novia de la escuela secundaria. Se divorciaron después de que Michael descubrió que era homosexual.


A finales de los 1980s y principios de los 1990s, Michael trabajó en un bar en el condado de Orange llamado Frat House, donde tuvo a su primer novio, David Leony. En los cuatro años que él y Leony pasaron juntos, les gustaba salir a bailar a clubes y viajaban con frecuencia a Hawái y Tijuana. En 1988, Brandon renunció a su trabajo en comida rápida y se convirtió en cantinero en Frat House. Luego comenzó a relacionarse con otros chicos gay consumidores de metanfetaminas. Inevitablemente, Brandon cayó en el mundo de las drogas. Desaparecía durante días seguidos y finalmente abandonó su trabajo de bartender. En una ocasión, mientras estaba drogado, Brandon se cayó de un techo y se rompió un brazo y ambas piernas.

Michael ingresó al mundo de la pornografía en 1989 después de responder a un anuncio en la revista “Frontiers” y entrevistarse con el agente de Los Ángeles, Johnny Johnson. Un dato crucial: el pene de Michael mide 25 centímetros en erección. Su “gran talento", lo convirtió en un favorito del porno gay. Rápidamente terminó protagonizando dos películas, “Ranger Nick” y “Air Male”.

En 1990, Michael fue condenado por posesión de sustancias controladas; de nuevo, en 1997 fue arrestado por un intento de vender drogas. Cumplió casi tres años de condena en una prisión estatal.


Tras su liberación en 1999, Michael entró en rehabilitación y volvió a ponerse en contacto con Johnson. Comenzó a trabajar con mucho éxito para una variedad de estudios de pornografía gay, incluido Raging Stallion, en San Francisco. En ese momento, uno de sus propietarios, Chris Ward, había estado pensando en algo nuevo y diferente, un estilo más "gonzo" de porno gay. Brandon terminó por convertirse no solo en estrella, sino en socio de Raging Stallion, creando su propia subdivisión llamada “Monster Bang”, donde la estrella era él y su pene de grandes dimensiones, bautizado por él como “Monster”. Michael lanzó su propio sitio web (www.xxxmichaelbrandon.com), donde publicaba fotos y videos gratis, y un diario aparentemente escrito por “Monster”. El sitio recibió el Premio Web Cybersocket al Mejor Sitio Porno en 2004, 2005 y 2006.

Entre 1999 y 2006, Brandon protagonizó más de 150 películas y se fue a los cuernos de la luna como uno de los astros del cine para adultos gay. En 2002, se convirtió en propietario parcial de Raging Stallion y comenzó a producir películas. Para 2003 hizo su debut como director: Su carrera ganó reconocimiento en 2002, cuando ganó el premio al Artista del año en los Premios GAYVN (los Oscar del porno gay). Al año siguiente, empató con Colton Ford por el título, haciendo historia como el único actor en ganar en esta categoría dos veces seguidas. En los premios de vídeos eróticos para adultos de 2002 (también conocidos como Grabbys), fue nombrado mejor actor y al año siguiente llegó al Muro de la fama de Grabby. En 2006, fue incluido en el Salón de la Fama de GAYVN. En 2004, Michael se lanzó como empresario y lanzó un consolador inspirado en “Monster”, que tuvo altos récords de ventas.


Sus compañeros de escena porno amaban y temían a “Monster”. El actor Colton Ford recuerda una escena en una película que hizo con Michael, donde se negó a ser penetrado por él. Michael fue también uno de los pocos pornstars en ganarse la vida solo con las películas. La mayoría de las estrellas se crean un nombre en el porno y luego cobran precios exorbitantes por el trabajo de escorts. Aunque Michael también realizó trabajo sexual por un tiempo, todo cambió cuando conoció a Marco Monzon. Dicho encuentro ocurrió en 2004, en una feria callejera de Los Ángeles. Monzón nunca había oído hablar del actor porno, pero ambos se cayeron bien y pronto se convirtieron en pareja.

El problema de Michael con los excesos parecía ser cosa del pasado. Incluso, llegó a ser el vocero de una campaña en San Francisco, California que alentaba sobre el consumo de metanfetaminas y otros estupefacientes llamada “Hot Sex Without Crystal?, Hell Yes!”.

Por desgracia, Michael no pudo salvarse. En octubre de 2007, mientras movía un sofá, Michael dice que sintió un tirón en la espalda. Luchó contra el dolor con analgésicos durante un tiempo, pero una mañana se despertó, miró al techo y pensó en otra cosa que podría ayudar: la droga. Michael llamó a Raging Stallion para reportarse enfermo durante una semana.


Una semana se convirtió en dos. Entonces Brandon no respondía a las llamadas de nadie. Todavía era uno de los dueños de la compañía, y simplemente desapareció.

En junio de 2008, un informante confidencial de la policía informó que Michael vendía metanfetamina mientras navegaba de un motel a otro bajo un alias para evitar llamar la atención. La policía lo encontró y lo arrestó poco después; fue acusado de tres delitos graves por vender metanfetamina, speed y éxtasis. Michael purgó una nueva condena por un breve tiempo. Tras una fianza pagada por su novio, comenzó un largo proceso de rehabilitación. El proceso legal y la rehabilitación de Michael tuvieron amplia cobertura por medios LGBT+. Michael era otro "juguete roto" derivado del porno.


En medio de su proceso de rehabilitación, Michael comenzó a trabajar en un documental sobre su vida titulado “Born This Way: The Journey of Michael Brandon”, que profundiza en las luchas de su vida, enfocándose en el fantasma de las adicciones que lo ha perseguido. También ha participado en conferencias sobre el suicidio dentro de la comunidad LGBT+ que organiza Community Initiative.

Y la lucha de Michael Brandon continúa hasta el presente. El popular actor ha participado en numerosos eventos y causas en favor del colectivo LGBT+ y de las adicciones, llevando su testimonio donde sea que sea requerido, haciéndose presente también en las redes sociales. Y es que Michael Brandon ha sido un ejemplo genuino de una lucha atroz contra los monstruos que suelen acompañar a la fama. Y no solo dentro de la industria porno, sino dentro de la industria del entretenimiento en general.

En varias ocasiones, Michael ha declarado su interés de volver a la industria. Por lo pronto, su legado dentro del mundo del cine para adultos es incuestionable. Hoy en día, el material erótico para adultos tiene otro enfoque. Michael vivió una era dorada y esplendorosa de la industria. Michael es también un ejemplo genuino en la feroz lucha contra las adicciones, y esa batalla de su vida, independientemente del éxito de sus video eróticos, es su aportación más valiosa al colectivo LGBT+.



Otra de las historias reales detrás de la industria del cine para adultos.


335 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo