• Luis Miguel Romero

Gina D'Bico: Belleza de la noche

Publicado en alejandrabogue.com (2/07/2021).

https://www.alejandrabogue.com/post/gina-d-bico-belleza-de-la-noche


Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Como ya se ha mencionado antes en este mismo espacio, es importante conocer a las personas que, verdaderamente, pavimentaron el camino por el cual, hoy en día, el colectivo LGBT+ mexicano puede transitar con un nivel muy avanzado de libertad. El camino aún es largo, pero como dice un dicho: “pueblo que no conoce su historia, está destinado a repetir los errores”. Es por esta y otras razones que este espacio busca rescatar y recopilar muchas historias, lugares y personas que ayudaron a abrir el sendero que el colectivo ha recorrido, con jalones y tirones a lo largo de los años. Y en este espacio que denominamos #MemoriaTrans, es momento de rendir homenaje a una mujer que caminó por aquellos albores de la libertad sexual mexicana. Su nombre fue Gina D’Bico y esta es su historia.


(Foto cortesía de Terry Holiday).

Antes de comenzar, es importante destacar que recopilar detalles sobre la vida y obra de Gina ha sido una labor apoteósica y minuciosa debido a la escasa información que existe en medios. Como también sucedió con el espacio dedicado a Mónica Alejandra Naná, parece como si el tiempo las hubiera devorado. Sin embargo, lo que se puede rescatar sobre su vida, se plasma en este espacio con la mayor dedicación y coherencia posible.



¿Quién era Gina D’Bico? Pues bien, Gina (apócope de Georgina) era una bellísima mujer que irrumpió en la vida social y nocturna de México allá por los albores de la década de los 1970s. ¿Y qué tiene esto de extraordinario se preguntarán muchos? Pues que Gina era una mujer trans. De hecho, es una de las primeras personalidades trans en irrumpir públicamente en la escena social mexicana.



De acuerdo con testimoniales de sus contemporáneos, la belleza de Gina era impresionante. La gran vedette y artista Terry Holiday (quién fue una de sus amigas más cercanas en una época) la describe así:



“Tenía unas piernas largas, una naricita natural, pequitas, un talle cortito. Un cuerpo de supermodelo”.

Gina D'Bico, Ponchis, Pamela Baeza & Naná (Foto: Adolfo Patiño, 1973).

Era originaria de la capital mexicana. Los primeros testimonios ubican a Gina deambulando por la Zona Rosa de la capital mexicana a principios de la década de los 1970s. De acuerdo a cálculos basados en testimoniales, Gina debió haber nacido alrededor de 1957 o 1958. Era tan bella y con una personalidad tan impactante, que se volvió un modelo a seguir (una Madre se diría hoy) de otras chicas trans de la época. La más importante es la ya mencionada Mónica Alejandra Naná. Naná se moldeó a la imagen y semejanza de Gina D´Bico. Terry Holiday recuerda que cuando ella y Gina ya departían centros nocturnos y fiestas como unas reinas, Naná las observaba, todavía como un adolescente, con uniforme de secundaria.


Gina brillaba en sociedad, pero también irrumpió en el mundo del espectáculo. Ella es la primera mujer trans en aparecer en la televisión mexicana (aunque, por desgracia, en esa época este detalle no se documentó). Y es que Gina hizo una aparición especial en el sitcom de la cadena Televisa Hogar dulce hogar (1974-1984). En el teatro debutó en el montaje Lucrecia Borgia, de Alejandro Jodorowsky y representado en el Teatro Lírico. Eventualmente apareció en cintas como La vida difícil de una mujer fácil y Cuando tejen las arañas (1979), donde también aparecieron figuras como Terry Holiday y Moris Grey.

Terry Holiday, Pablo Leder & Gil Cardiel en la obra "Lucrecia Borgia". Al fondo está sentada Gina D'Bico.


Existen algunas anécdotas maravillosas que se derivan de la apabullante belleza y personalidad de Gina. Durante los ensayos de la obra Lucrecia Borgia, se cuenta que la belleza de Gina (que aparecía semidesnuda en escena), intimidaba a la misma Irma Serrano La Tigresa. Gina también iba a aparecer en la cinta Noches de cabaret (1978), junto a Terry Holiday y Francis. Sin embargo, en los ensayos de un musical, osó decirle a la actriz Sasha Montenegro (estrella del filme) como moverse en una coreografía. Naturalmente Montenegro ordenó que saliera de la cinta, y su aparición se limita a un simple cameo de espaldas.



Otra anécdota compartida por Terry Holiday narra que, cuando la cinta Lipstick se estrenó en México, allá por 1976, la estrella de la misma, la actriz y supermodelo Margaux Hemingway fue invitada a la premier. Gina acudió al evento y su belleza desconcertó a los reporteros, quienes la fotografiaron creyendo que era la mismísima Hemingway.



(Foto cortesía de Terry Holiday).

Según cuentan también las crónicas, Gina era tremenda. Era una mujer consciente de su belleza y en algunas ocasiones abusaba de ella. De su vida personal no se tiene mucho detalle, salvo una relación con David D’Bico (de quién tomó su apellido artístico), y quien también apareció en la cinta Cuando tejen las arañas.



A principios de la década de los 1980s, Gina D’Bico decidió abandonar México y partió a los Estados Unidos. Según cuentan, huyó de algunos problemas que enfrentaba con la ley (causas desconocidas). Radicó durante algún tiempo en Hawaii y luego se instaló en Los Ángeles, California. En 1987, Gina D’Bico falleció trágicamente. Según las crónicas, había ahorrado dinero para adquirir un automóvil. Unos delincuentes supieron de la existencia del dinero y decidieron asesinarla para robarlo. Murió decapitada a manos de sus agresores.


Como sucede en miles y miles de estos casos, su transfeminicidio no trascendió más. En México, su muerte impactó a todos aquellos que la conocieron, especialmente a la gente del colectivo LGBT+, para la cual Gina era un mito y referente. Mónica Alejandra Naná había ocupado simbólicamente su lugar como Reina de la Zona Rosa.


Fragmento de una obra de Terry Holiday que las representa a ella (derecha) y a Gina (izquierda).

Gina D’Bico no era activista ni luchadora militante por las causas LGBT+, sin embargo, no deja de ser un referente muy importante en la historia del colectivo en México. Fue una mujer que no necesitó ni buscó alzar la voz para defender a su gremio. Simplemente decidió vivir su vida con valor enfrentando a una sociedad muchísimo más rígida y cruel que en la actualidad. Ese acto de valor ante la vida, la convierte en una figura que merece la pena recordar y honrar a manera de homenaje y buscando que, en este breve espacio, quede un registro de su paso por este mundo y de su esplendor, como una referencia para las próximas generaciones.



(Agradecemos a la actriz, vedette y artista Terry Holiday por su testimonio e información para realizar este artículo, así como por el material visual de su propiedad).

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo