• Luis Miguel Romero

"Cambio de sexo": La dignificación de la transexualidad en el cine

Publicado en alejandrabogue.com (17/09/2021).

https://www.alejandrabogue.com/post/cambio-de-sexo-la-dignificaci%C3%B3n-de-la-transexualidad-en-el-cine


Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


En 1977, la película española Cambio de sexo, causó controversia alrededor del mundo. Esta película española, dirigida por Vicente Aranda, es la primera que aborda el tema de la transexualidad, desde el punto de vista social, emocional e incluso médico. Fue protagonizada por la actriz Victoria Abril y marcó el debut en cine de la actriz y vedette trans española Bibiana Fernández. Hablemos un poco acerca de esta mítica película que marcó un parteaguas en la manera en que la transexualidad se abordó en el Séptimo Arte.

La cinta narra la historia de José María (Victoria Abril), una joven que nace en un cuerpo masculino. La joven trabaja en un hotel propiedad de su familia, encabezada por un padre rígido y machista. Los rumores acerca de la supuesta homosexualidad de José María, provocan revuelo en el vecindario y llegan a oídos del padre cuando el joven es expulsado del instituto por “conductas inapropiadas”. El padre envía al joven a realizar trabajos forzados para “hacerlo hombre” y lo lleva a un club de desnudistas. Allí José María se queda atónito al presenciar un espectáculo de burlesque que encabeza la espectacular vedette transgénero Bibi Andersen (Bibiana Fernández), descubriendo el mundo de la transexualidad. Esa misma noche, su padre fomenta un encuentro íntimo del joven con una prostituta, pero el la rechaza, comprobando que es una mujer heterosexual, repeliendo cualquier contacto sexual con una mujer.

Victoria Abril es "María José".

Aterrado ante el destino que le depara el quedarse en casa, el joven emigra a Barcelona, donde consigue empleo en una peluquería y comienza a vestirse de mujer en secreto. En la peluquería, el joven se encuentra y traba amistad con Bibi Andersen. Por desgracia, una experiencia negativa con un hombre que la confunde con una mujer cisgénero, provoca que José María atente contra su cuerpo e intenta mutilarse el pene. Tras recuperarse, toma la determinación de volver a casa de su familia. Por desgracia, su padre descubre su gusto por la ropa de mujer y vuelven a tener roces severos, por lo que José María vuelve a Barcelona. Con ayuda de Bibi Andersen, se asume como María José, una mujer trans y comienza a trabajar como vedette en el cabaret donde labora Bibi. Durán (Lou Castel), el dueño del cabaret, tiene una fijación con ella, convirtiéndose en su Pigmalión y transformadola en la estrella del lugar, pues Bibi pierde ese título tras realizarse una cirugía de reasignación de sexo en Casablanca, Marruecos. Y es que, justo el éxito de su show, consiste en desnudarse en público y mostrar su dualidad física al público. Cuando el amor comienza a florecer entre María José y Durán, el panorama se torna más complejo...


Bibiana Fernández es "Bibi Andersen".

Antes del estreno de la cinta, el tema de la transexualidad femenina había sido abordado de una manera superficial, frívola e incluso tétrica en la industria del cine. Aunque la elección de Victoria Abril, actriz cisgénero, en el rol de María José, resulta excelente en cuanto a interpretación, parte del público no quedó convencido con su apariencia física, pues la actriz luce disfrazada y en ningún momento se le percibe en pantalla como un hombre en la primera etapa del personaje en la cinta, antes de su transición. La estatura y características físicas de la actriz, fueron un punto muy negativo. Quién roba cámara en la cinta es Bibiana Fernández; es la película que la lanza al estrellato. Fernández venía de trabajar como vedette y modelo para la cadena de cabarets Ferrer. Fernández realizó la cinta en los primeros años de su transición, por lo que el desnudo de la actriz, mostrando sus genitales masculinos, causó un impacto muy fuerte en el público. Por otra parte, la identidad sexual del personaje de María José se aborda de tal manera, que el público (aún en pañales en cuanto a conocimiento sobre el tema), puede sentir empatía con las emociones y vivencias del personaje, alejándose del juicio y de mirarle como una enferma o peor aún, alguna especie de fenómeno; el personaje naturalmente vive situaciones que le llevan a dudar de su identidad e incluso se plantea la posibilidad de “echar reversa”. Es decir, la transexualidad se aborda de una manera mucho más apegada a la realidad, sin caer en clichés o asuntos morbosos y burlescos. El proceso de una cirugía de reasignación de sexo, también se explica de manera detallada, algo completamente inusitado en la industria cinematográfica.

A pesar de la crudeza del tema (para esa época desde luego), resulta interesante que la película fue recibida de manera más benévola por el público y los grupos detractores de la diversidad sexual. Es decir, no fue prohibida, ni enlatada ni tan drásticamente mutilada como otras cintas que intentaron abordar el tema de la diversidad sexual. Y es que el cine español, y España en general, estaban en un proceso de transición y liberación política, social y cultural histórica.

Cambio de sexo es un clásico imperdible del Séptimo Arte en general y del cine LGBT+ en particular. A pesar de los años transcurridos, el filme no ha envejecido y encaja perfectamente con el mundo actual. Es un clásico imperdible que simplemente no puedes dejar de ver.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo